Hackear wifi’s con Android

Si me dieran un euro por cada vez que he contestado esta pregunta, ya me hubiera cambiado de coche:

¿Se puede hackear la contraseña de una wifi con Android? La respuesta es ¡NO!

O al menos a día de hoy claro, pero puntualicemos un poco.
Cuando hablamos de hackear una wifi, a lo que nos estamos refiriendo es a averiguar o descifrar la contraseña de dicha wifi. Métodos para hacerlo los hay, pero para ello es necesario un ordenador e idealmente con Linux.

El proceso a seguir, y explicado de forma muy resumida consiste en: inyectar información en la wifi que se quiere hackear, capturar el tráfico/datos de dicha wifi y después intentar buscar/descifrar la contraseña con esos datos, con lo que finalmente se obtiene la contraseña de la wifi.
Todo esto se suele hacer con una versión de Linux llamada BackTrack, una distribución de Linux especialmente preparada para auditorías de seguridad de redes. Y como no podía ser de otra forma, gratis.

Pero incluso con un Linux y un ordenador esto no siempre es posible. A día de hoy sólo es posible con aquellas wifi’s que utilicen encriptación WEP. Otra redes que utilicen WPA o WPA2 no es posible, o al menos no igual de sencillo que las que utilizan WEP.

Ahora bien, muchos me comentan que si hay aplicaciones para Android que descifran contraseñas de wifi’s. Esto es una verdad cogida con pinzas. Estas aplicaciones, que pueden encontrarse fácilmente en Google Play como por ejemplo wifiPass, lo que en realidad hacen es identificar que modelo de router/wifi utiliza dicha wifi, para después calcular cual es la contraseña por defecto que le pone el fabricante. Esto solo funciona si no se le ha cambiado la contraseña a la wifi, cosa cada día más rara. Porque o se la cambiamos nosotros mismos o ya lo hace nuestro operador de adsl/cable/fibra/internet cuando nos suministra el router/wifi.

También hay que andarse con ojo, porque en Google Play proliferan cada día más aplicaciones falsas para hackear contraseñas de wifi’s, como The WiFi HackerWifi Hack o similares. Muchas ya indican que son falsas o para gastar bromas, pero como la gente va a lo que va, ni se lo miran ni nada y luego se llevan un chasco, muchas veces en forma de popups con propaganda.

Después de ver que la cosa está un poco cruda al respecto, desde hace poco parece que se ven pequeños brotes verdes (y de verdad, no como los de Rajoy).

Desde hace poco, un grupo de desarrolladores ha estado trabajando seriamente en este tema (el proyecto se llama bcmon) y parece que están haciendo avances importantes. Pero la pregunta del millón es: ¿Y por qué no se puede hackear una wifi con Android como se hace con Linux? Al fin y al cabo, Android es un sucedáneo de Linux.

El problema principal radica en los chips wifi que utilizan los teléfonos. Estos chips no tienen la capacidad de inyectar y capturar tráfico/datos de una wifi como sería necesario, o también conocido como “modo monitor“. Y esto es así principalmente por una cuestión de costes: así sale más barato y el teléfono cuesta menos. Pero esto no quiere decir que sea imposible. Físicamente estos chips si podrían realizar dicha tarea. Lo que sucede es que no han sido programados para poder hacerlo (en su firmware).

Pues lo que han conseguido los chicos de bcmon es reprogramar el firmware de un chip wifi de un teléfono Android para que sí se puede inyectar y capturar datos de una wifi. A día día de hoy lo han conseguido con los chips bcm4329 del Nexus One y el bcm4330 de Galaxy SII, ambos de la compañía Broadcom y que son utilizados en la mayoría de teléfono actuales.

Como ya he dicho, la cosa aún está verde y de momento solo al alcance de los más manitas, pero la posibilidad de activar el “modo monitor” abre todo un abanico de posibilidades para nuestros teléfonos, entre ellas, el sí poder finalmente hackear de verdad una contraseña de una wifi.

PD: Entiéndase por hackear una wifi, el recuperar la contraseña de la wifi de casa porque se nos ha olvidado… claro. 😛



¡VAS A SER EL PRIMERO EN COMENTAR!

DEJA TU COMENTARIO