LIMPIEZA DEL PORTÁTIL (su interior)

Una par de veces al año…. no hace daño.

Cuando llega el verano y suben las temperaturas, los aparatos que más sufren son los ordenadores y en especial los portátiles.
Según hace más calor en el ambiente notamos que los ventiladores funcionan durante más tiempo y se calientan más.

Y no solo por el aumento del la temperatura ambiental sino también por el polvo y partículas que se acumulan en su interior. Estas son sobre todo las culpables de una deficiente ventilación: no dejan pasar el aire por el interior con fluidez.

La parte más delicada y que disipa más calor es la cpu. Es por eso que de tanto en tanto es conveniente realizar una limpieza interior del portatil. Especialmente del disipador (o radiador) que se encarga de evacuar el calor de la cpu.

Aprovechando que le he realizado la limpieza al mio, voy a explicar un poco al detalle los pasos importantes:


-Lo primero de todo es quitar los tornillos para tener acceso al interior del portatil. En el caso de los portatiles no es necesario abrirlo del todo, ya que el circuito interior de aire probocado por los ventiladores solo suele centrarse en la cpu, ya que el calor disipado por el resto de los componentes es infimo. Pero nunca está de más hechar un vistazo.

-Una vez retirada la tapa veremos un amplio difusor metálico, este el disipador. En su interior o en algún lateral podremos ver los ventiladores.

Este disipador tiene en su interior una rejilla de cobre por donde circula el aire fresco y se lleva el calor. Es precisamente en el interior de la rejilla donde el polvo y suciedad acumulados provocan un funcionamiento deficiente.

-Una vez hemos retirado el disipador y nos queda la cpu a la intemperie, con un simple aspirador doméstico y un poco de cuidado, podemos quitar el polvo y suciedad superficial del interior. Esto será suficiente.

-Es convenciente revisar las aperturas de ventilación del portatil así como los ventiladores y limpiarlos a conciencia. Unos bastoncillos y alcohol será suficiente, además de unas dosis de paciencia.

-Una vez limpiado el resto, nos centramos en el disipador. En mi caso el propio disipador lleva dos ventiladores. Los desatornillo y los quito.
Para limpizar el interior del disipador de polvo, suciedad y grasa, lo que hago en mi caso en lo siguiente:

-Pués si, agua y jabón. Bueno, mejor que jabón, KH-7.
Primero, con agua quitaremos la suciedad convencional, polvo, etc.
Luego rociaremos bien el interior del disipador, donde se encuentra la rejilla de cobre con KH-7, y dejaremos que el limpiador antigrasa milagroso actue durante un par o tres de minutos.

-Acto seguido lo enjuagaremos concienzudamente para que no quede ni un ápice de sustancia química ni de suciedad, y lo dejamos secar. Para acelerar el proceso podemos utilizar un secador.

-Después de todo esto, volvemos a montarlo todo.
Sobre todo: ¡¡NO OLVIDEIS PONER MASILLA TÉRMICA!!
Parece una tontería, pero si no la poneis, la limpieza pierda en gran medida su eficacia, ya que al perder superficie de contacto la cpu con el disipador, este no le transmite bien la calor y no la podrá evacuar del interior.

Después de todo esto os garantizo que lo notareis. Vuestro portatil se calentará mucho menos y hará menos ruido. Los conductos de ventilación estarán tan limpios como el primer dia que encendisteis vuestro portatil. Y el os lo agradecerá

Como consejo personal, si quereis alargar la vida de vuestro portatil y que esté en perfecto estado, repetid esta operación un par de veces al año, y sobre todo en verano.



COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO