MI ODISEA CON PCGREEN: PARTE 3….

Ayer sábado, como ya comenté en el post del viernes por la noche (y anteriormente) volví al PCGreen

Lo que pasó el sabado por la mañana en el SAT (si se le puede llamar así) alcanzó unas cotas de surrealismo que un cuadro de Dalí se queda muy muy corto:

Llegamos (fuí con mi novia) a las puertas del SAT de PCGreen alrededor de las 10:15. Parecía que regalaban entradas para el concierto de U2, había gente haciendo cola fuera del establecimiento. Cogí mi número y nos fuimos a tomar un café a un bar cercano. 45 minutos despues volvimos y aún estuvimos esperando 30 minutos más.

Nos llega el turno:

Le entrego la caja a la misma persona que me lo entregó el día anterior y le digo que es una broma de muy mal gusto: me lo habeis devuelto pero de lo que estaba, está roto, falta el mando a distancia, cable de corriente, etc… Mi novia también entro en acción y le dijo que tampoco había derecho a lo que habían y estaban haciendo.

Como por arte de magia apareció otra persona que relegó a segunda linea al anterior y empezó a decirle a mi novia que se relajara, que no había para ponerse así (que temple el tio). Mi novia se puso de los nervios ante la sangre fría del que después me enteré que era el encargado, y el nivel de decibelios empezó a subir de manera exponencial en pocos segundos. Mi novia subía el tono de voz y el encargado, cosa que por otra parte creo que no debería haber echo, también. Todo llegó a un extremo tal que mi novia estaba casi llorando, el encargado solo le decía que se fuera (todo con un volumen desmedido), y la gente que en aquel momento estaba allí se debió quedar flipando.
Mi novia le dijo que el día anterior por teléfono le dijeron que lo cambiarían por otro, y el encargado contestó que era una mentirosa, que él estaba escuchando la conversación y en ningún momento se dijo nada de cambiarlo. El sí que es un puto mentiroso.

Yo, por suerto o por desgracia, aún no lo se, puse a prueba mi temple (como sino hubiera razones para perder los nervios) y le dije a mi novia que esperara fuera. Una mujer que estaba al lado se molestó por nuestra manera de actuar (ya me gustaría verla en nuestra situación).

A partir de aquí, Jose Luís (nombre del encargado de PCGreen, no hizo otra cosa que darme largas y en pocas palabras se rió en mi cara delante mío:

– me dijo que hacía más de un año que había comprado el aparato y que no tenía garantía ni derecho a pedir nada. Evidentemente le daba igual que el aparato hubiera estado todo el año en su almacén.
– me comentó que después de un año había perdido TODOS los derechos sobre el aparato y que si quería no tenía porque devolmermelo.
– Me recordó que por política de la empresa no lo haría, que ellos no hacen esas cosas…. ufff que descanso.
– Y algunos detalles menores.

Una cosa que me resultó curiosa y me llamó la atención en todo momento, es que en ningún momento abrió la caja. A toda la gente que lleva algo antes de nada abren la caja, pero en mi caso no, se limitó a retirarla y ponerla detrás del mostrador (curioso, ¿no?).

Lo siguiente es muy bueno: el encargado me dice que comprobaran la incidencia en el almacén y que tendrán que enviar la unidad al fabricante para ver que ha pasado ¿¿¿¿¿¿ ein ???????
Y aún mejor, que buscarán una solución y que el lunes por la tarde me pase por allí o que les llame y pregunte directamente por él. ( Yo me pregunto, ¿para qué? )
Esto último fué como un "déjà vu", porque juraría que la última vez me dijo lo mismo, como me imagino que a cientos de personas.

Despues de entregarme el albarán de entrega del "aparato" (por que ahora mismo ni es un dvd ni es nada de nada), me fijo en lo que pone:
– no lee corectamente dvd y salida rgb no funciona (que curioso, lo mismo que hace un año)
– verificar fallo y gestionar rma con fabricante (es cierto, hay que verificar el fallo, no vaya a ser que al "aparato" ahora por arte de mágia le de por funcionar)
– cliente aporta unidad con frontal roto (detalle importante)
– unidad + caja + cartón + cable video rca (pués claro, el mando a distancia, el euroconector y el cable de alimentación no te lo puedo devolver porque no estaban cuando lo recogí.)

Le pregunté si tenía hojas de reclamación. Me contesto que todas las que quisiera. ¿Originales? le dije. Nop, fotocopias. Le digo que fotocopias no sirven y el me dice que sí (siempre lo mismo)

Con todo esto (osea, con nada) salimos de allí a dar una vuelta por el centro.

Al cabo de un rato, vemos un grupo de policias y me hacerco a ellos y aquí ya se me calló el mundo a los piés:

Fué una agradable conversación con el agente, al cual se expliqué el caso por encima. Le comento (como alguien comento en el post anterior), que he pedido hojas de reclamación y que no tienen, que me dan unas fotocopias. El agente me dice que no pueden hacer nada, como mucho una sanción administrativa (una pequeña multa) y que a lo mejor, ni eso.
¿Cerrar el establecimiento? Me dice que ni de coña, que ellos no pueden obligar a nadie a nada.
Y lo último, y esto ya me lo dijo él a título personal: que es muy triste pero que no se puede hacer nada, que la ley funciona así y ya está. Me lo decía él, que es policía y que no había más vuelta de hoja.

Despues de todo esto, la verdad, es que me cuesta mucho escribir todo lo relacionado con este tema, y después de ver que no hay manera legal de poder defenderse, más todavía. El lunes, llamará otra vez a PCGreen, más que nada por curiosidad a ver que me dicen esta vez, pero me parece que ya todos lo sabemos. Ya dudo de que ni pueda recuperar algo minimamente parecido a un dvd o lo que sea. Lo único que me queda es poner mi experiencia en mi humilde blog.

Un grato saludo a aquel que lea estas lineas.



COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO