Fotografía nocturna: ¡Con una cutrecámara también es posible!

Revisando las fotos de este verano, he recordado un excursión nocturna que hice por la montaña. La noche coincidió con luna llena, así que lo de ver estrellas quedó para otro año, pero una noche clara con luna llena también da mucho juego para hacer fotos.

Siempre me ha gustado mucho la fotografía nocturna pero nunca he tenido una cámara decente como para hacer filigranas, pero aun así lo intento :). Esta vez lo que tenía a mano era una compacta Canon Ixus 75, nada del otro mundo: ni controles manuales, ni raw, ni trípode ni nada de nada.

Para estas fotografías configuré manualmente el iso a 800 (lo único que podía seleccionar), con más iso solo hubiera sacado ruido, y la exposición a 15 segundos. La cámara no dejaba más y tampoco permitía más control. Con estas limitaciones y un poco de arte y salero, conseguí estas tomas:

No son ninguna maravilla pero seguro que alguno no sabría como hacerlas. Para conseguir fotos así hay que seguir algunos consejos sencillos y muy prácticos:

  • Tener una cámara digital con un buen sensor, como una reflex. Cuanto más grande sea el sensor menos ruido tendremos en la toma. Con sensor grande no me refiero a los megapixels sino al tamaño del sensor. Las cámaras compactas son compactas entre otras cosas porque tienen un sensor pequeño. En mi caso, la pobre Ixus 75 tiene un sensor pequeño y produce mucho ruido, aunque esto es algo que luego podremos mitigar con algún programa de retoque.
  • Un objetivo lo más luminoso posible. Cuando más luminoso sea menos cantidad de luz necesitaremos, y eso se convierte en menos ruido y tomas más nítidas. Lo ideal es por debajo de f2.8.
  • Utilizar un iso lo más bajo posible. Cuanto más alto más ruido, aunque las reflex modernas suelen aguantar bien hasta 1600 ó 3200. En las compactas pasar de 200 es pedir muerte 😛
  • Un trípode, ya que las tomas serán de larga exposición. Yo en mi caso tuve que buscar un buen punto de apoyo con unas piedras y mucha paciencia.
  • Un disparador, de esta forma podremos disparar sin mover la cámara y nos quedará una foto más nítida. Yo me tuve que apañar con el programador de disparo puesto a 2 segundos, así me aseguraba que cuando empezara la toma no estaría tocando la cámara.
  • Paciencia y muchas fotos.

Como siempre, además de la técnica está la composición o aquello que queremos fotografiar. En mi caso, al estar rodeado de naturaleza y con luna llena, había un sinfín de motivos que podían quedar muy bien con un juego de luces y sombras muy interesante, pudiendo capturar además algún detalle del firmamento.

Como ya he dicho, la ixus produce mucho ruido a iso 800. Para reducir este indeseable efecto yo he utilizado Neat Image, un programa diseñado especialmente para reducir el ruido de las fotos que ofrece un gran resultado y es muy fácil de usar. Si hubierais visto las fotos antes de limpiarlas os hubierais echado las manos a la cabeza.

Como podéis ver, en la fotografía nocturna una de las mayores obsesiones es el tema de ruido, siempre debido a la poca luz que hay. Todo lo que podamos hacer para reducirlo repercutirá directamente en la calidad final de la toma.

Ahora solo espero que para la próxima ocasión me pille un poco más preparado.



COMENTARIOS

  1. xoni 15 septiembre 2011, 20:40

    Muy buenas fotos y buena técnica.
    No conocía el Neat Image. lo miraré.
    Por cierto, yo hubiera dicho que a mayor luminosidad del objetivo requeriremos menos tiempo de exposición y/o menos ISO.

  2. PoliMalo 15 septiembre 2011, 22:35

    Tienes razón. Pensaba que ya se entendía que al necesitar menos luz, eso repercutía en poder tener un iso más bajo o velocidad más rápida. Uno lo tiene tan asumido que a veces se olvida de esos detalles.
    Gracias por el apunte! 🙂

DEJA TU COMENTARIO