Crónica de una muerte anunciada: SGI

Hace años que se veía venir….

Recuerdo cuando empecé a trabajar hace 10 años en una empresa puntera de Barcelona, que todo el departamento de producción 3D tenía Silicon Graphics. Había de todo: Indigo, Indigo2 e incluso una Onix de 1 metro cúbico. Incluso al final alguna O2 pasó por mis manos.
Era la época del Quake, y la potencia gráfica de aquellas máquinas era espectacular. En PC lo más era la ya mítica 3dfx Voodoo, compañía que más tarde compraría nVidia.

Con la llegada de forma masiva del 3D al mundo de los videojuegos, la industria de tarjetas gráficas para PC creció de forma exponencial con la premisa de siempre: más potencia por menos dinero. En poco tiempo ya tenías en casa y por 30.000 pelas de las de antes, lo que toda una Silicon de 100.000$ podía ofrecerte.

SGI intento moverse al segmento de los servidores, pero tampoco fue la solución. HP, DELL, entre otros ofrecía soluciones más competitivas y a mejor precio.

Y al final…. pues llegó la muerte.

Lo que son las cosas:

una empresa puntera en su sector y con un logo divino de la muerte..
y al final sus máquinas solo sirven para fabricarse neveras de diseño…


¡VAS A SER EL PRIMERO EN COMENTAR!

DEJA TU COMENTARIO