SONAR 2005: antihéroes populares

Las campañas de imagen del Sonar (Música Avanzada y Arte Multimedia) siempre son transgresoras y no dejan indeferente: hace dos o tres años fué Maradona, el año pasado los coches tunning. Este año: "antihéroes de la iconografía popular".

Según palabras de la "organización -"la campaña de este año se centra en una serie de personajes populares que han construido su propia escala de valores al margen de lo que establece la ley. Es precisamente esta actitud, astuta y descarada, la que acaba provocando simpatía a la sociedad y, con el paso del tiempo, convierte a estos personajes en auténticos héroes populares."-

Aquí teneis los ejemplo de "Antihéroes populares":

Arthur Furguson: En 1925, vendió la Casa Blanca a un ranchero millonario de Texas por 100.000 $ anuales. Ya antes había vendido el Big Ben, el Palacio de Buckingham y, más tarde, la Estatua de la Libertad.

Jessie Gómez: 72 horas después de ganar la 84ª Edición de la Maratón de Boston, la organización se dio cuenta que había hecho parte del recorrido en metro.

Elmyr De Hory: Falsificador de obras de arte. Sus “Modiglianis” alcanzaron mayor cotización que los originales. Sus obras cuelgan en los principales museos del mundo.

Victor Lustig: En mayo de 1925, vendió la Torre Eiffel a un industrial francés haciéndose pasar por el Director General del Ministerio de Información y Telégrafos. La víctima avergonzada no lo denunció y Lustig repitió otra vez la estafa.

Maestro Dorban: Fue el mago más popular de la televisión peruana durante la década de los 70. A principios de los 80, realizó su particular ‘tour de force’: hacer desaparecer en directo un maletín que contenía 2 millones de dólares. Desapareció con él.

Anne Mayer: Sus fotografías de un supuesto avistamiento de ovnis en el Machu Pichu, en 1960, dieron la vuelta al mundo y le granjearon una gran reputación en los círculos ufológicos internacionales. Pasaron 15 años antes de descubrirse que las había realizado en el jardín de su casa de Miami.

Rogelio Fernández: Su meticulosa falsificación de una momia azteca se convirtió en la mayor atracción turística del municipio de Jaumave (México) durante más de dos décadas. Actualmente, su nieta cobra una entrada de 10 pesos para contemplar su cadáver incorrupto.

Y mi preferido……

El Dioni: En 1989, se fugó con 298 millones de pesetas al volante del furgón blindado que custodiaba como vigilante de una empresa de seguridad. La hazaña le convirtió en un auténtico héroe popular.

Más información en www.sonar.es



COMENTARIOS

DEJA TU COMENTARIO